Blogia
Una piraña en el bidé

Salón del Cómic (III): El bueno, el foro y los malos...

Estuvimos en el Salón del Cómic (dios mío ya empiezo a hablar en plural como Gollum) y la verdad estuvo bien la cosa pero salí replanteándome seriamente el volver en futuras ocasiones. Lo único que mereció la pena fueron las novedades de Norma que tal y como prometieron las pusieron a la venta solo en el Salón y que tardaran mas o menos tiempo en aparecer por las librerías especializadas. El merchandising este año estuvo escaso y salvo por unas maquinas de Bandai de Gashapon (son maquinas que echas una moneda y sale una bolita con una figura para montar). La gente de Cosmic (a los que dedicare un capitulo solo a ellos por la cantidad y calidad de cosas que tienen) este año no trajo mucho material de Star Wars, entre esos detalles y que el numero de frikis por m2 era bastante alto. Un tipo de unos 100 kg. de peso disfrazado con mallas a lo Gámbito y su respectiva de las mismas características de Pícara consiguieron darme vergüenza ajena y la cantidad de quinceañeras maldisfrazadas como sus heroínas Manga histéricas como si acabaran de ver a Bustamante terminaron por convencerme de que estoy mayor para esto y de que quizá es hora de retirarse, no de los cómics pero sí de mi asistencia al salón.
Lo que me animó considerablemente fue la visita a la tienda de la gente de Cosmic, el trato fue estupendo y como he dicho antes les voy a dedicar un artículo solo a ellos. Pero en el regreso hubo un nuevo altibajo, un retraso de mas de tres horas que me hizo salir de Barcelona a las 01:10 AM. Termine en mi casa las 03:00 AM... terrible... ya estoy preparando la reclamación para la compañía aérea
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres