Blogia
Una piraña en el bidé

Crónica veraniega: La vida en maletas

¿A dónde va tu vida?Mientras esperamos la cola de la facturación me detengo en la gente y en sus maletas. Observándolas puedes aprender algo sobre sus dueños, si es la primera vez que salen o no viajan muy a menudo o si, por el contrario, ya son viajeros experimentados. Hay maletas nuevecitas compradas "ad hoc" para el viaje de turno o regaladas para el viaje de novios, todas a juego, acompañadas por parejitas acarameladas. Las hay con ruedecillas y "trolley" para llevarlas más cómodamente y otras como las mías, desvencijadas y traqueteadas que han visitado cantidad de aeropuertos y lugares del mundo (nunca los suficientes), que han estado en cien mil batallas.
Donde más claro ves si la gente viaja realmente por primera vez, es en la facturación del equipaje. Primero en función del número de bultos que factura, luego en su tamaño y por último en el peso. Nosotros nunca superamos los 10 Kg. por maleta, y este es el primer año que hemos llevado dos maletas para repartir un poco los pesos ya que me tocaba a mi ser el porteador por que no quería que Rebeca llevase peso. En total, según la pesadora de la facturación, son 18 Kg. las dos maletas. En cambio las señoras de delante han facturado sendas maletas una de 40 Kg. y otra de 30 Kg. Por supuesto han tenido que pagar suplementos por facturar tanto peso. De estas señoras he inferido que o era la primera vez que viajaban o no salían muy a menudo. Sobre todo cuando les pareció mal tener que pagar por sobrepeso. ¿Que pueden llevar esas señoras metido en las maletas? ¿Toda su vida? Y si es así... ¿para qué? ¿Para que a lo mejor se pierdan? Imagínate perder toda tu vida en un instante...o que si la recuperas, tu vida haya hecho más kilómetros que tú mismo...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Antonio José -

A veces puede ser buena solución dejar que tu maleta, esa vida, se escape y viva un poco más que tú, quizás a la vuelta tenga algo nuevo que contarte y podáis pasar un buen rato charlando.
Lo menos indicado, es dejar en manos de un gigante del transporte tu "maleta", puede acabar en una gran sala llena de vidas a medio cocer y que nadie reclama, porque ya las da por perdidas y comienzan a inventarse nuevos horizontes en esta vida, eso sí, comprarán otra nueva maleta para llenarla de...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres