Blogia
Una piraña en el bidé

Reunión de la vieja guardia

Bat-George y Pep-Robin acuden a la llamada de la Digitex-señalEn cuanto vimos la Digitex-señal en el cielo, Pep Toni y yo sabíamos que teníamos que acudir. Se organizaba después de dos años una quedada con los antiguos miembros del equipo de diseño de Digitex y ahí debíamos de estar nosotros. Una reunión de superhéroes en toda regla. En principio iban a estar casi todos como la otra vez: Dani De Marco, Angel Díez, Jose Mª López (aka Mingui), David Aceituno, Paquito Blanchart, los hermanos Karamazov (Sergio y Álvaro), las supernenas (Gabriela, Raquel y Mónica), Fran, Sonia, Jose Antonio Jimenez y el que escribe estas líneas.
Total 14 personas que junto con algunos más (Quillo, Mariano, Ricardo, Carmen, la otra Carmen, Antonio Gorruchon, Charlie, Alex, el Greca, El Leiva y alguno más que me dejo en el tintero) compartieron durante un tiempo oficina, ambiente de trabajo inmejorable, muchas ganas de aprender y comerse el mundo de algo que empezaba a asomar por aquellos tiempos y que pocos conocían: diseñar en Internet.
Al final de todos los que iban a venir solo aparecimos seis y por este orden: Jose Jiménez (el Pep Toni, ilustre compañero de fatigas que decidió seguirme en mis andanzas, y que las picardías no dejaron crecer), la piraña servidora de ustedes, Dani De Marco (incombustible como siempre, siempre de negro y siempre con sus 50 kilitos de peso dispuesto a que se lo lleve el viento), David (siempre a la última y cuidándose mogollón, pelín quemao por el tema piso), Mingui (borracho como una cuba desde las 2:30 de la tarde y eran las 21:30) y Angel Díez (independiente hasta la médula con agencia propia y todo). Y allí pasamos el rato entre anécdotas, cervezas, risas, tapas, copas e historias de cada uno, pretendimos por un momento que aquello fuera como el concilio de Elrond, reuniendo de nuevo a la que tambien un dia fue compañia del anillo, aunque quizá por asistencia se quedo más en la reunión de la taberna de Bree. Éramos un gran grupo, formado por gente que creía en nosotros, en nuestro potencial y nuestras habilidades, cada uno sabíamos hacer una cosa en especial y muchas en particular, nos divertíamos con el trabajo, nos retroalimentábamos los unos de los otros y el buen ambiente incidía en los resultados. Fueron, como en la película, mis días de vino y rosas...
(Pongo unas fotillos de la quedada cedidas por el genial Dani de Marco para deleite de aquellos que estuvimos y de los que se lo perdieron)

4 comentarios

Fernando "el quillo" -

Eso de irme pa'llá está hecho, pero todo lleva su tiempo... por cierto, ya queda menos!!!

Eso sí, pase el tiempo que pase, allí estaré pa ponerme como "cucaracha fumigada" con tos vosotros...

Un abrazo...

David " El aceituno" -

George, gracias por avisar sobre el comentario del Quillo, se me había pasado totalmente.

Quíllo! chiquillo! Oye, vente pacá y nos vamos a Sevilla esta noche! Pero bien cocidos eso sí. Recuerdos...

Abrazos!

La piraña -

Ese Quillo!! Espero que te metas mas a menudo por aqui y comentes lo que quieras y a ver si te dejas caer por aqui algun dia...

Fernando "el quillo" -

Qué envidia!!!

Viendo las fotos me corroe por dentro una envidia que no teneis ni idea... y vienen a mi cabeza tantos y tan buenos recuerdos... que me voy a poner a llorar de un momento a otro... :P

Cabrones... pa la próxima quedada haceis un donativo comunitario pa que pueda tomar un avión y cruzar el charquito, no???

Un abrazo bien fuerte pa todos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres