Blogia
Una piraña en el bidé

Nostalgia de mi niñez o la magdalena de Proust

¿Quién no tiene su magdalena de Proust?"Me llevé a los labios una cucharada de té en el que había echado un trozo de magdalena. Pero en el mismo instante en que aquel trago, con las migas del bollo, tocó mi paladar, me estremecí, fija mi atención en algo extraordinario que ocurría en mi interior. Un placer delicioso me invadió, me aisló, sin noción de lo que lo causaba..."
Hace muy poco, un antiguo compañero de colegio, al que la vida, con sus ironías, me ha hecho reencontrar al cabo de los años, me hablaba de la magdalena de Proust al haberle regalado los 25 primeros episodios de Mazinger Z.

Yo, no conocía la historia de la famosa magdalena y me puse a buscar sobre el tema, primero en Internet y luego en la biblioteca de casa. La historia de la magdalena aparece en el libro de Marcel Proust "En busca del tiempo perdido" de ahí es el fragmento reproducido arriba. Por lo visto según los psicólogos ”la magdalena había sido asociada a la felicidad de la infancia y producía ahora en el protagonista adulto de la novela la respuesta condicionada: un placer delicioso, intenso, extraordinario, que surgía inesperadamente del interior de la magdalena...
Igual que la canción que nos hace revivir un viejo romance o el aroma del perfume que nos reaviva un deseo inexpresado. Proust supo describirlo en toda su intensidad.”


Ahora lo entiendo...y me doy cuenta de que como el personaje de la novela de Proust, y como el amigo Agustín, tengo esa nostalgia del pasado y me dedico a buscar y acumular mis magdalenas y a consumirlas en mi habitación del descanso del guerrero. Series antiguas de dibujos animados, películas y series de la niñez (Willy Fogg, David el Gnomo, Ulises 31, Dragones y Mazmorras, Mazinger Z, Sherlock Holmes, Heidi, La bola de cristal...), cómics (cada vez más antiguos en primeras ediciones), figuritas, emuladores de máquinas recreativas de aquellas en las que me dejaba el poco dinero del que disponía en aquel momento (aquellas monedas grandes de 25 Ptas. con el careto del rey), emuladores del ordenador spectrum y todos sus juegos, música y recopilaciones de grupos de los 80...y aún sigo buscando mis magdalenas para por unos instantes aislarme, sentir ese placer y recordar...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres