Blogia
Una piraña en el bidé

No sé nada de coches

Escuchad al amigo Rodney Dangerfield, el si que sabe.La verdad es que no se nada de coches... es más no me interesan en absoluto, y no me importa lo más mínimo. Nunca me intereso conducir, ni aprender. Además de que hay algo dentro de mí que los considera potencialmente peligrosos, soy incapaz de hacer lo que hace la gente de aprender marcas y modelos. En una sociedad globalizada como la nuestra lo más que ha conseguido el gran Hermano conmigo ha sido que sea capaz de identificar las marcas del coche por el logotipo, ahora que si veo un coche por la parte trasera no tengo ni idea de cual es.
También he llegado a aprenderme algunos modelos que me gustan por su diseño, pero por lo general todos los coches que me han gustado o que me gustan por el diseño dicen los que entienden que son una mierda...
La gente habla de potencia, de caballos, de motores, de consumos como auténticos expertos y yo no soy capaz de seguirles la conversación. ¿Por qué hablar de coches no se considera frikada y de cómics o de figuras sí? ¿Por qué esta socialmente aceptado? Además se me plantea una pregunta: ¿por qué si los coches que pueden gustarme son tan malos, se ven tanto por ahí?
Me gustan los Minis, los Volkswagen escarabajo: el modelo nuevo y el antiguo, los Smart en todas sus versiones, incluyendo esa nueva que caben cuatro personas y la deportiva, por gustarme me gustaron hasta el Ford Ka y el Twingo de Renault...ah y el batmóbil de Batman...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres