Blogia
Una piraña en el bidé

Mis cosas

Bricomanía

Odio a estos dos, todo les sale bien...Odio las chapuzas caseras y también odio los trabajos manuales (salvo quizá el dibujo y la pintura, artística of course). Ya de pequeño me pasaba eso en el colegio. Mientras todo el mundo lo pasaba mas o menos bien con la segueta o haciendo historietas varias yo lo odiaba. Y así me ha ido, que contrariamente a mi condición de clásico varón hispano, soy incapaz de hacer cualquier reparación o chapuza del hogar por mínima que sea (no hablo de cambiar una bombilla que hasta ahí llego). ¿Y a qué viene esto, os preguntaréis? Pues a que el otro día saltaron los plomos en casa y dejó de funcionar una regleta que tenemos instalada en la pared, justo en la que están conectados los aparatos de aire acondicionado.
Comprobé los aparatos uno a uno mediante alargadera en otro enchufe y funcionaban. Luego hice lo mismo con la regleta instalada en la pared con otros aparatos eléctricos, y nada.
Tras el mosqueo general que me producen las cosas que se averían. Decidí tentar a la suerte y en un alarde de autosuficiencia masculina en plan esto-lo-arreglo-yo, desmontar la regleta con el fin de apreciar si se había quemado. Nada de eso... todo interiormente parecía correcto y además descubrí como funciona una regleta por dentro, lo cual me afianzó más en la teoría de que el problema es eléctrico y derivado de los cables que alimentan la regleta.
Decididamente me superó... quizá otro en mi lugar sabrá lo que hacer pero yo confieso mi incapacidad para seguir con el tema adelante así que llamé a un electricista y aún estoy esperando sus noticias...
¿Por qué los hombres no asumen sus propias limitaciones?¿Por qué parece que debido a una larga tradición ancestral, un hombre debe saber resolver absolutamente todas las chapuzas del hogar?¿Por que esa obsesión por saber arreglarlo todo se acentúa aún un poco mas cuando tienes familia?¿Acaso es por no perder la imagen de semi-dios que tienes ante tus hijos?¿Quizá es por impresionar a tu mujer? Desde aquí manifiesto mi completa nulidad para las chapuzas del hogar e invito al que se sienta identificado a que se una a mi causa, y decirles a los profesionales del ramo (electricistas, fontaneros, pintores, escayolistas, soladores, instaladores, etc...) que conmigo tienen una inversión y un cliente para toda la vida...
Un Briconsejo: Manolete, Manoleteee si no sabes torear ¿pa qué te metes?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Mi tío

Yo y mis sobrina en plan Tati...Hemos estado con mis sobrinas en la piscina, y creo que le pese a quien le pese (abuelos y otros tíos) me he convertido en el tío favorito de mi sobrina Elena. Quizás sea por que hablo con ella, le presto la atención suficiente y tenemos gustos comunes, o quizá simplemente le caigo simpático. Alguien dijo una vez que "los niños adivinan qué personas los aman. Es un don natural que con el tiempo se pierde".
Me dejo un poco apabullado, y por que no decirlo me subió un poco el ego, el ver tanta devoción por un adulto en una personita de dos años. Me hizo mucha gracia cuando al verme en plan piscinero, esto es con gorra, gafas para el sol y la mochila en la espalda para llevar toalla y bañador, quiso imitarme y ella también se puso una gorra, gafas y mochila. Estuvimos un buen rato en la piscina de los niños yo con el agua por debajo de las rodillas viéndola saltar y arrastrándola por el agua mientras se agarraba a un canuto-churro-flotador verde. Luego me demostró sus habilidades natatorias con el churro verde en la piscina de los adultos.
Volvimos a casa y tras ver un rato el DVD de “El rey León” comimos juntos (me hizo sentarme a su lado), me dejo descansar un poco (el tiempo que le duro la siesta) y volvimos al ataque, que si baile, que si llévame en los hombros, que si hazme el saco de patatas, que si otra vez a la piscina de los adultos, en un bucle infinito de quiero tirarme - vamos hasta la escalera del final. Tras la ración de piscina en la que incluso conocí a Fran (su profesor de natación que andaba con su mujer y su bebé), fuimos a las toallas, me dió un sonoro beso y tras decirme que me quería (cosa que dejo estupefactos a sus padres y a aquella con la que comparto mis noches) me convirtió en un bebé gigante de 91 Kg. Y estuvimos jugando un rato a la mamá y el bebé. Así hasta que se hizo la hora de marcharnos, terminar de ver “El rey León”, y salida a cenar con columpios incluidos, en los que pusimos en hora los relojes de la torre del tobogán, y jugamos con unos cilindros que tenían dinosaurios. Mi cuñada, encantada con el canguro y yo hecho polvo...pero mereció la pena...
“Observando a John con la máquina de repente lo vi claro. El Terminator jamás se detendría, jamás le abandonaría y jamás le haría daño, ni le gritaría o se emborracharía y le pegaría, ni diría que estaba demasiado ocupado para pasar un rato con él. Siempre estaría allí y moriría para protegerle. De todos los posibles padres que vinieron y se fueron año tras año aquella cosa, aquella máquina, era el único que daba la talla. En un mundo enloquecido era la opción más sensata...”

Rosa de los vientos...me quieres tragar

Los cuatro dioses del viento de la mitologia griega"Eolo era el dios de los vientos, nieto de Hépotas, y vivía en la isla flotante de Eolia con sus seis hijos y sus seis hijas. Zeus le había dado el poder de aplacar y provocar los vientos y Eolo los tenía encadenados en un antro profundo, donde los gobernaba con absoluto dominio, apresándolos o liberándolos a su antojo con una actitud despótica, que, sin embargo, era muy necesaria porque todos los vientos en libertad podrían provocar graves desastres en el cielo, la tierra y las aguas. Eolo es representado empuñando un cetro como símbolo de su autoridad, y rodeado de turbulentos remolinos, los Vientos, cada uno de los cuales era un dios."
Siempre me gustaron los nombres de los vientos. El otro día lo estuvimos hablando. Recuerdo que en el colegio nos hicieron aprender tipos de vientos y sus nombres. Ahora apenas recuerdo unos pocos. Por 25 pesetas, hagan memoria y dígannos nombres de vientos que recuerden, como por ejemplo, La Tramontana, un dos tres, responda otra vez...
(musiquilla de fondo: tu cu tucutucu cu cú cu cú...)
La Tramontana
Gregal
Levante
Jaloque/Xaloc
Migjorn
Garbí/Llebech
Poniente
Mistral
La Bora
La Zonda
El Föehn
El Chenook
El Simun
El Khamsin
El Siroco
Los Alisios
Los Monzones
El cierzo
La calima
El Céfiro
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA Campaaaanaaa y se acabó! Han sido 20 respuestas acertadas a 25 pesetas cada una 500 pesetas... (musiquilla de fondo: ta ta taaaa tarararara tara taraaaaaa)
¿Os acordáis de alguno más?

La bruja de Blancanieves

Mooola!Nunca hubo otro personaje que me diera más miedo cuando era pequeño. La bruja de Blancanieves de Disney (aquella vieja vestida toda de negro, con el pelo blanco y una enorme verruga en la nariz) fue durante mucho tiempo uno de mis mayores terrores infantiles. La madrastra en cambio me daba mucho morbo, me parecía mucho más guapa que Blancanieves y encima era muy mala, pero con la bruja no podía.
La culpa no la tuvo la película sino un cuento que me regalaron de pequeño en el que venían ilustraciones de la película. Y digo bien, eran ilustraciones y no fotogramas. Basándose en el estilo de los personajes de Disney habían dibujado en una página completa a la bruja sumergiendo la manzana en la marmita ponzoñosa del veneno, junto al cuervo de ojos amarillos y una calavera a la que le faltaba la tapa del cráneo. La escena la completaba el espejo mágico al fondo. Era de esos dibujos que te siguen con la mirada desde cualquier punto, eso unido al gesto que el dibujante había logrado en su cara, con el ceño fruncido, y aquel diente único bailándole en la boca constituía una imagen que no he podio olvidar nunca y que de niño me daba autentico terror…
Apagaban la luz de la habitación, me acordaba de la bruja y entonces me tapaba hasta arriba, completamente mudo, hasta que vencido por el sueño me quedaba dormido. Nunca les dije nada a mis padres y con el tiempo y según fui creciendo la bruja de Blancanieves dejo de darme ese miedo…
Hoy he vuelto a acordarme de ella y del pánico que me daba, y aprovechando la visita de un amiguete a EEUU le he pedido que me busque una figura de la bruja, parecida a la de la foto que ilustra este artículo, que este bien hecha, y que engrose mi colección de muñecos y figuras para recordar aquel terror infantil con una sonrisa en los labios…

Aqui no hay quien duerma

Ataca Canela, ataca...Cuando creíamos que era imposible añadir otro friki a la colección de perturbadores del sueño de un servidor hemos rizado el rizo. Hoy a eso de las 6:30 los gritos de un energúmeno me han sacado de mi letargo nocturno: ¡Canela, ven aquí! ¡Canela que vengas!
¡Hombre, una hora estupenda para pasear al perro, las 6:30 de la mañana, ya se sabe que es la hora favorita de los cánidos para ir a hacer sus necesidades! Menudo cabrón, si hasta he oído claramente a mi vecino de al lado (con el que comparto tabique del dormitorio) llamarle hijoputa. Odio el verano y a los cabrones jubilados o a los vacacioneros que no tienen nada mejor que hacer que sacar al perro a esas horas de la mañana. Ójala fuera invierno todo el año, todo el año nevando y todo el mundo metido en su puta casa.
Ahora que para el caso de Canela y el hijoputa en cuestión ya tengo en mi maquiavélica mente una solución pensada. Nada de posta lobera con panoplia bajo la ventana, ni un lanzacohetes talibán como con el tapicero. Un silbato de Ultrasonidos que vuelva violento al perro (cual rottweiller aunque se tratara de un caniche), ataque a su amo y nos libre a ambos (perro y vecino soliviantado) de su existencia en el planeta tierra.
Al final va a tener razón mi padre, inventas una máquina de matar tontos, matas a millones, se te rompe la máquina y todavía queda algún tonto por ahí que te jode el día...

Nostalgia de mi niñez o la magdalena de Proust

¿Quién no tiene su magdalena de Proust?"Me llevé a los labios una cucharada de té en el que había echado un trozo de magdalena. Pero en el mismo instante en que aquel trago, con las migas del bollo, tocó mi paladar, me estremecí, fija mi atención en algo extraordinario que ocurría en mi interior. Un placer delicioso me invadió, me aisló, sin noción de lo que lo causaba..."
Hace muy poco, un antiguo compañero de colegio, al que la vida, con sus ironías, me ha hecho reencontrar al cabo de los años, me hablaba de la magdalena de Proust al haberle regalado los 25 primeros episodios de Mazinger Z.

Yo, no conocía la historia de la famosa magdalena y me puse a buscar sobre el tema, primero en Internet y luego en la biblioteca de casa. La historia de la magdalena aparece en el libro de Marcel Proust "En busca del tiempo perdido" de ahí es el fragmento reproducido arriba. Por lo visto según los psicólogos ”la magdalena había sido asociada a la felicidad de la infancia y producía ahora en el protagonista adulto de la novela la respuesta condicionada: un placer delicioso, intenso, extraordinario, que surgía inesperadamente del interior de la magdalena...
Igual que la canción que nos hace revivir un viejo romance o el aroma del perfume que nos reaviva un deseo inexpresado. Proust supo describirlo en toda su intensidad.”


Ahora lo entiendo...y me doy cuenta de que como el personaje de la novela de Proust, y como el amigo Agustín, tengo esa nostalgia del pasado y me dedico a buscar y acumular mis magdalenas y a consumirlas en mi habitación del descanso del guerrero. Series antiguas de dibujos animados, películas y series de la niñez (Willy Fogg, David el Gnomo, Ulises 31, Dragones y Mazmorras, Mazinger Z, Sherlock Holmes, Heidi, La bola de cristal...), cómics (cada vez más antiguos en primeras ediciones), figuritas, emuladores de máquinas recreativas de aquellas en las que me dejaba el poco dinero del que disponía en aquel momento (aquellas monedas grandes de 25 Ptas. con el careto del rey), emuladores del ordenador spectrum y todos sus juegos, música y recopilaciones de grupos de los 80...y aún sigo buscando mis magdalenas para por unos instantes aislarme, sentir ese placer y recordar...

Mujeres en ridículo: leña al mono que es de goma

Aaaargh! una madre con las hormonas a flor de pielHoy ha aparecido por la oficina una compañera que fue hace unos meses madre. La horda de gallinas que tengo por compañeras se ha arremolinado frente al bebé y han empezado a cacarear y a hacer el imbécil. Pedorretas, chorradas varias, voces en plan que cosita más bonita, diminutivos y lo peor, la propia madre jaleando a las otras cluecas y haciendo voces...
Que pérdida de la dignidad humana en cuestión de segundos, y el bebé en plan "Mira quien habla" pensando ¿y a estas capullas que les pica?¿por qué hacen el idiota?¿es por mí?.Por que mira que han hecho el gilipollas y el bebé ni una sonrisa...
No soporto esas chorradas, y menos al corral en pleno con las hormonas a flor de piel y los instintos maternales desbordados. Me da vergüenza como pierden la compostura y comienzan a aullar. Por que, como dice el colega Ruli, "parecían las carreras de formula uno o una jauría de lobos melancólicos".
¿Qué necesidad tienen las mujeres de hacer el idiota de este modo?¿No se supone que nos llevan varios años por delante en cuestión de madurez e inteligencia? Que un hombre no haga cucamonas a un bebé en un momento dado, no quiere decir que no le guste (ya dije en su día que me encantan los bebés y los perros)...
En estos momentos las mujeres consiguen subirme el nivel de misoginia un punto...

Cuentos de verano: La niña siniestra

...La niña siniestra se sienta cerca de nosotros. Bebe un zumo de naranja con pajita. Su cara me recuerda a la señorita Gulch que luego era, en el sueño de Dorothy, la malvada Bruja del Oeste en la película el Mago de Oz de Víctor Fleming. Es una anciana encerrada en un cuerpo de niña por algún extraño encantamiento.
No tiene muchos amigos solo los de papá y mamá. Los amigos de papá y mamá tienen la lengua pastosa y se les traba, jugándoles malas pasadas al hablar, tienen los ojos vidriosos y beben güisqui con ginger ale. Uno de ellos se ha calzado ya cuatro güisquis y tiene la cara colorada como un tomate. El otro anda un poco más rezagado por que ha tomado menos alpiste. Tienen los brazos tatuados de azul con mujeres desnudas, corazones imperfectos y diferentes siglas. Mamá también ha bebido bastante y las venillas de la cara tienen hoy un fulgor carmesí mas acentuado de lo habitual. Papá atesora también varios cascos de tercios de cerveza y habla con sus amigos de la guerra del 36...
El padre y la madre de la niña siniestra se me antojan demasiado mayores para ser sus padres, podría decirse que dan más el tipo de abuelos, sobre todo él, pero ella les llama papá y mamá. Ofrecen una estampa triste y a la vez intrigante todos parecen derrotados, algunos, héroes cansados...
La niña siniestra se aburre de mirar la tele del bar y se levanta. Va hacia el baño y nos mira fijamente, bizquea de un ojo. Va vestida como una antigua muñeca de porcelana con una rebeca de punto calada blanca y un vestido añejo, también blanco, salpicado de pequeñas flores azules. Rebeca rehuye su mirada, yo la sostengo...
Entra al aseo y su madre se levanta tras ella. Lleva la nuca y la parte posterior de la cabeza cubiertas de una pomada blanca. No sé si tiene algún tipo de eccema o es para aliviar el dolor del golpe que se dio en la cabeza hace unos días cuando se desplomó completamente ebria...

Chicas que lloran

Hoy en el metro iba una chica llorando. Al principio iba hablando con un chico al que le contaba un problema. Él asentía como comprendiendo y le apoyaba la mano en el hombro en plan, que le vamos a hacer, las cosas son de esta manera, la vida es así de hija de perra... daba la sensación de que había perdido a alguien querido. Luego el chico se ha despedido y se ha bajado y ella ha seguido allí sentada y llorando... y me ha dado mucha pena.
Si hay algo que me encoge el alma es ver a alguien llorar, pero llorar de verdad, llorar de pena o de dolor y saber a ciencia cierta que no puedes hacer nada para aliviar a esa persona por que la procesión va por dentro. Si encima esa persona es una mujer y su llanto es verdadero, aún a costa de parecer machista, me da mucha más pena, le dan a uno ganas de acercarse, preguntar e intentar ayudar como sea...
A lo mejor mi grupo de psiquiatras particular ;-P dice que se trata de algún trauma infantil...

Smallville

Joooder...Ayer empezó en Canal + la tercera temporada de esta serie. Lo cierto es que no me gusta la historia. Ese rollo del Superman rebelde, con las hormonas a flor de piel, con triangulitos amorosos y quinceañero en plan Jeannette (yoooo soy rebelde por que Krypton me ha hecho así....) me toca mucho la moral y otras partes esféricas de mi cuerpo.
Este rollo de series para adolescentes en plan Buffy Cazavampiros o Embrujadas es una puta mierdaaaaa y encima ahora se dedican a tocarme los...superhéroes...
Para mi Superman, siempre fue la imagen del boy scout, un tipo ejemplar ya desde joven, serio responsable, adulto, el hombre bueno que de puro bueno es tonto perdido (por eso quizá me encanta Batman), lo que pasa es que es el ser más poderoso sobre la tierra. Y no este macarra con patillas que cuando le enseñan la kriptonita roja se vuelve malo... (Atención nota pedante-friki: mira que he leído cómics y solo una vez he visto la kriptonita roja y el efecto que tenia sobre superman era que dejaba su piel transparente dejando a merced del sol de la tierra, que le da todo su poder, las partes internas de su cuerpo, músculos, órganos, etc...). Bueno, pues aquí cuando trinca la roja le da este siroco y trata a sus padres como el culo... (¡Bof! donde se ha visto esto)
Y ese Lex Luthor que encima te cae bien y es hasta bueno, ¿como "la mente criminal más grande del siglo XX" tuvo esa adolescencia en la que ni siquiera se planteaba destruir a nadie ni ser el amo del mundo?, pero si le pasa siempre lo peor al pobrecillo...se han cargado al personaje...si tiene hasta padre...
En fin lo único que merece la pena de la serie a nivel visual es la actriz que encarna a Lana Lang, Kristin Kreuk, que esta tremenda y solo tiene 22 añitos y que mola mucho por que su padre es alemán de ahí los ojos azules y su madre es china, lo que le da un aire oriental pero con ojazos que te vas de najas cuando la miras. Por lo demás no se como los fans de Superman (y no me considero uno de ellos) permiten que esto suceda...
Otra cosa pelotuda del asunto es que siempre aparece en los créditos de la serie como asesor especial Jeph Loeb, uno de los mejores guionistas que he visto y que ha hecho joyitas para Superman como "Las cuatro estaciones" junto a Tim Sale...
La seguiré viendo aunque sea solo para criticarla...

El Tapicero

Si a mi colega el Coyote le saliese alguna vez bien...Ya tengo un nuevo friki para añadir a mi matanza veraniega de Puerto Urraco particular: El tapicero. No se si recordáis a que me refiero. Primero fueron los nenes de la moto, más tarde los pajaritos alboreando, luego las palomas con sus arrumacos, luego el primo Luis y el otro día hizo su aparición estelar el tapicero. "Señora ha llegado el tapicero. Le atendemos en el acto y en su propio domicilio, se tapizan sillas, sillones, tresillos, butacas, mecedoras, descalzadoras y todas las clases de muebles y tapicerías que tengan en mal estado..." con ese ritmillo sincopado. Además que la voz de la grabación siempre es la misma aunque el tapicero sea diferente. Deben de haber formado un gremio y esa debe ser la cinta con la voz oficial. Que cabrón el tapicero y encima como el hijoputa lo tiene grabado ya es que ni gasta saliva, pone la grabación a todo meter y ¡hala! a pasearse por las calles.
¿Quien cojones va a querer tapizar una silla a las 9:00 de la mañana? ¿Es que nadie va a dejarme dormir en paz? Ya no quiero la panoplia de bricomanía con el fusil de francotirador, prefiero un lanzacohetes talibán. O mejor voy a empezar a hacer como el Coyote, planos azules de máquinas imposibles marca ACME, para que al final le caiga a la furgoneta del tapicero el sofá de tres plazas catapultado que tenemos en el salón al grito de ¡Tapízame esto cabronazo! ¡Ójala se te quede incrustado entre la cuarta y quinta vértebra...!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Una muerte en la familia

Esta madrugada ha muerto la abuela de Rebeca. Ya era mayor, cumplía este año los 95 y estaba bien de salud. El jueves le dio un ictus cerebral fulminante que la dejó en coma hasta que ha muerto. Ha sido todo muy rápido. A pesar de que fue una persona muy particular con sus manías, fuerte carácter y forma de ser, me gustaba y creo que en los años que la he conocido terminamos por conectar.
No me acostumbro a esta putada que es la vida, a un día estar y al siguiente no. El hecho de vivir en un estado de agnosticismo perpetuo (lo hago sobre todo por consolarme, por que andaría mas angustiado y más pesimista de lo que soy si me autoconvenciera de que no hay nada) me convierte en un enamorado de la vida y al margen de como pudo ser esa persona o no (mejor persona o peor, más cariñosa o menos) me jode sobremanera el hecho de dejar de verla para los restos y que el paso del tiempo y las generaciones terminen por olvidarla, por olvidarnos a todos sin remedio.
No puedo entender como hay gente de mi edad y más jóvenes que dicen estar preparados para la muerte, que lo aceptan como una cosa mas de la vida. No acepto a la pálida dama y lo llevo fatal. A lo mejor es inmadurez. Espero que el paso del tiempo me dé la cordura, la sabiduría y el valor necesarios para afrontar mi propio destino y el de los que me rodean. Siempre que alguien fallece me es imposible no sentir miedo.
Si estás en un sitio mejor como dice el cura, cuídate Nati...

Nacho Vidal

Ay mi niño, cada dia más grande...Le hemos bautizado así hace poco. Le pusimos ese nombre en honor al actor porno Nacho Vidal, que siempre ha presumido de tener un miembro viril que no le cabe en un vaso de cubata, aunque por como se esta desarrollando deberíamos haberlo llamado Rocco Siffredi. Nacho Vidal es un cactus que tengo en la oficina y que empezó siendo una menudencia. A Nacho me lo regalaron en sustitución de otro que se olvidaron de regarme unas vacaciones en la oficina y que se murió. Nacho es uno de esos cactus pequeñitos que venden en todas las floristerías y que un buen día te regalan. Lo que pasa es que yo en mi faceta de padre Mundina, me dedique a cuidarlo, regarlo, abonarlo y transplantarlo y ya va para tres años que lo tengo. Lo que empezó siendo un cactito de 7 cm. que se alimentaba de las radiaciones de mi monitor ahora es un cactus grande en un macetón y que alcanza los 57 cm. de altura. El secreto: tenerlo en la ventana tomando el sol todo el día, regarlo una vez por semana y abonarlo con abono para cactus mezclado con el agua de riego durante los meses de Marzo a Octubre.
Hoy lo hemos transplantado en una nueva maceta que compre ayer de 17 cm de diámetro y ahí esta tan feliz. La maceta junto con una bolsa de tierra volcánica para cactus la compre en una tienda especializada en cactus que han abierto cerca de Alonso Martínez y que se llama Cacto Cacto. Si os mola el tema de los cactus o si queréis hacer un regalo en plan planta que no requiere excesivos cuidados pasaros por allí hay de todo para los cactus: tierras, arenas, insecticidas, abonos, macetas e incluso libros. La dueña, Tina Rubio, es muy maja y además te asesora en cualquier cosa que la preguntes. Os pongo la dirección y los teléfonos para los que os mole el tema
CACTO CACTO
Fernando VI, 9
28004 Madrid Tfo: 91 310 38 84
Metro: Alonso Martínez-Chueca

Y si no... ¡nos aceptamos!

El colega Bud, gente sin complejos...Resulta que según mi grupo de psicólogos (unos amiguetes y una novia) ahora resulta que no me acepto como soy. Y todo por no querer ir al podólogo, hay que joderse...
- Oiga mire usted que yo no tengo ganas de ir al podólogo porque creo que no lo necesito...
- ¡Oooooh! no quiere ir al podólogo, pues si no quiere ir al podólogo es porque usted no se acepta.
Tócate los cojones, de modo que porque no quiero que un tipo me trastee los pies ya no me acepto, joder pues si después de este tiempo con este cuerpo serrano no me acepto como soy, sí que lo llevo claro en la vida.
Bueno a lo mejor es verdad, concedámosles el beneficio de la duda a los doctores y doctoras en la Torá...a lo mejor no me acepto, veamos la definición del problema: aceptarse es conocerse tal como uno es, con sus cosas buenas y malas, con sus virtudes y defectos y estar contento de ser así ¿no? Pues quizá entonces los psicólogos van a estar equivocados, por que creo que me voy conociendo ya después de casi treinta años y no veo la necesidad de cambiar mis pies para sentirme mejor... quizá el que no se acepta es el que se obliga a cambiarse para sentirse mas a gusto ¿no?
- ¡Cielos! que pies tan horribles tengo. Debería ir al podólogo para que como la real academia me los limpie, fije y dé esplendor...
-(Tras la visita al podólogo) ¡Ooooh! ahora si que estoy contenta/o conmigo misma/o y me acepto mucho más...
¿Acaso se siente más a gusto consigo mismo (y por lógica se acepta mucho más) el que somete a su cuerpo a dietas espartanas para lucir palmito en verano?,¿y el que lo hace para entrar en un bañador? o mismamente ¿el que se machaca las lorzas en un gimnasio para obtener la forma perfecta? ¿y los/las que se dan cremas antiarrugas y demás potingues para que su piel sea perfecta cuando desgraciadamente no lo es? ¿y los que se tiñen el pelo? ¿y los que se ponen peluquín (siempre me han parecido ridículos)? ¿Acaso toda esa gente se acepta como es y está a gusto consigo mismo? ¿No se sienten identificados con algún caso?
Creo sinceramente, mis queridos psicólogos, que esta vez han pinchado en hueso, entiendo la necesidad de ir al podólogo como especialista médico cuando se detecta un problema en los pies, pero no como si se tratase de una esteticien para subirse la autoestima. Quizá no es lo que el mismo podólogo recomendaría, pero tampoco lo harían un dentista o el mismo médico de cabecera si sólo vas a verle cuando te duele algo...
Tómense esto como una crítica constructiva, no se me cabreen y acéptense como son mis queridos señores y no arremetan como un elefante en una cacharrería contra los que intentamos ser felices y pacíficos con nuestros michelines, nuestros imperfectos pies y nuestras canas y además llevamos cierto tiempo riéndonos de nosotros mismos y de nuestras imperfecciones… ¡ah! y dejen de leer libros de autoayuda que no les ayudan en nada…
(A ver lo que tardan en surgir los comentarios)

Ratas con alas

Bien pudiera ser Rebeca en sus años mozosHoy mientras me estaba preparando para ir al trabajo he empezado a oír unos "arrumacos palomeros", lo habitual... ya estoy acostumbrado, siempre tenemos a las palomas dando la bulla por ahi. El problema ha venido después, cuando después de los arrumacos he empezado a oír un aleteo y unos golpes en el salón. Me acerco y resulta que se había metido una paloma en casa y se estaba estrellando repetidas veces contra la cristalera del ventanal. Afortunadamente Rebeca ya se había ido al trabajo. La historia es que la paloma había venido acompañada por su pareja y quería impresionarla metiéndose en el salón. Hasta ahí bien pero luego no sabia salir, quería reunirse con su compañera y creía poder hacerlo con un cristal de por medio (que estúpidos pueden llegar a ser estos animales). Así que ahí estaba atacada de los nervios y estrellándose una y otra vez contra el cristal. Se ha puesto muy nerviosa así que he vuelto a terminar el afeitado. Al rato ya se había tranquilizado un poco y no se movía (debía andar exhausta) y estaba mirando por el cristal de la ventana donde su compañera ya la había abandonado, así que descalzo, me he acercado sigilosamente a ella y con un paño de cocina la he cogido y la he soltado por la ventana. Luego he tenido que limpiar una cagada en el parquet (supongo que se habrá cagado de los nervios, a mi me hubiera pasado lo mismo si entro en un sitio del que no puedo salir). He llamado a Rebeca y se lo he contado, tras el ataque de nervios y de asco, quería quemar cualquier cosa que hubiera estado en contacto con la paloma, incluyendo el paño que yo ya había echado a la lavadora. Luego ha empezado a preguntar por las alfombras, que si estaban bien, que si se había cagado la paloma en la alfombra y yo que noooo, que ha sido en el parquet y ella si se ha cagado en la alfombra la tiro, ¿eh?
La asociación española de colombofilia debería darme alguna medallita por mi gesto, si llega a estar Rebeca y se repone del susto y del asco la destroza a escobazos ...

El niño de la pistola

...El otro día cuando iba para casa y más o menos llegando a la plaza donde se reúnen aquellos que mi suegro bautizó como "Los desechos de Tierno Galván" le ví. Tenía mas o menos 10 años y llevaba una bolsa blanca en la mano, de esas que te dan en las tiendas para llevar el pan o cualquier otra cosa. Según íbamos acercándonos el uno al otro el chico iba desenvolviendo la bolsa y saco una Glock 9 mm., una pistola automática (las conozco por la cantidad de películas que he visto) que quise adivinar falsa pero que por el tamaño y las características se me antojo una de esas reproducciones cuidadas que disparan balines, detonantes o balas de pintura. Podía pasar por auténtica (a lo mejor lo era y yo no tengo ojo clínico, pero nadie imagina que un niño tan pequeño puede tener una pipa como esa, así que la supuse falsa).
Lo que me dejó completamente descolocado es que de la bolsa también saco un cargador que metió por la culata y como algo mecánico y que había hecho a menudo. Le dió tiempo a cargarla y amartillarla en el lapso en el que nos cruzábamos. Luego tiro la bolsa al suelo, se entremetió la pistola en las bermudas sujetándola con la goma de la cintura y se colocó la camiseta por encima ocultándola.
Fue eso, su cara (con una mirada fría y sorprendentemente adulta),la rapidez de sus gestos y movimientos tan decididos lo que me dejo intranquilo y un poco asustado, para que negarlo. Quien sabe si solo quería impresionarme o a lo mejor impresionó a algún tendero del barrio...

Cuestión de Morbo

Vivir para verRebeca siempre ha hablado de morbo. Que si fíjate que morbo tiene este tío, que si este tío me da morbo, que si no es guapo pero tiene morbo, que si morbo para arriba y morbo para abajo. Primero tenían morbo los maduritos tipo Clint Eastwood, George Clooney, Sean Connery y por ese estilo. Luego le dio por los tíos con cara de loco, como John Malkovich, Daniel Day-Lewis y por último el no menos conocido Robbie Williams, que cuando ya se enteró de que estaba solo y era maníaco depresivo le dieron unas ganas de quererle, adoptarle y achucharle que para que. Con el tiempo la cosa empezó a dilatarse, y empezó a tener morbo hasta el palo del churrero. Últimamente el morbo lo tienen varios:
a) Los guapos con pinta de guarros. Pero ojo que con pinta de guarro no vale cualquiera, tiene que ser guarro no que huela a choto, descuidado "ad hoc" con barbita de cuatro días, despeinado (eso si como ya digo, todo esto de la guarrería con premeditación y alevosía) Ejemplo: Hugh Jackman, protagonista de los X-men (Lobezno) y Van Helsing. Ultima Fantasía (declarada): con un chico que conocimos, que se enteró que era además de guapo, mecánico de aviones y se le imaginó con el mono azul, la llave inglesa y un "poquito" manchado de grasa (¿es para mirárselo?)
b) Los negros atléticos (por atléticos entiende aquellos cuyo diámetro de brazo supera el de mi cintura) y con el cráneo rapado. Si encima son "metrosexuales" (palabra muy utilizada últimamente que indica que el tipo se cuida, va a la moda y explota su parte femenina sin ser gay) pues ya te cagas moragas. Cuando pasamos al lado de algún tipo de estos es muy frecuente verla morderse el labio inferior y emitir breves sonidos guturales (arf! jarl! peasohombrerl!)
Estoy pensando que esto del morbo es como la bolsa, unas veces sube y otras se va al cuerno...debí tener mi época de morbo y mis acciones en la morbo-bolsa, por que si no, no entiendo como se fijo en mi hace casi ya once años...

Morenas sin alma

Peaso señora la Angelina...de las que arañan la espaldaEl otro día tomando un cafecito en casa de unos amigos hice referencia a este término que adopte como propio hace un tiempo después de oír una canción de Sabina ("...ni remataba faena y no le daba a su nena la alegría macarena que el cuerpo de esa morena sin alma necesitaba..."), y todo el mundo se extraño y me preguntaron que era una morena sin alma, así que pasare a explicarlo, como decía un profesor mío, para navegantes.
Las morenas sin alma son esas hembras tremendas con cuerpos de escándalo, seguras de si mismas y que confían ciegamente en sus posibilidades y en sus armas de mujer, muy inteligentes, ladinas, maquiavélicas, complejas, fuertes, valientes, atractivas, decididas, dominadoras de hombres y peligrosas pero sobre todo grandes amantes. Existen desde que el mundo es mundo: reales como Eva, Dalila o Cleopatra y ficticias como Marlene Dietrich, Ava Gardner o Rita Hayworth (en Gilda) por citar a algunas. Por supuesto no tienen por que ser morenas, las hay pelirrojas, castañas y rubias. Consiguen siempre lo que se proponen quedando por encima de quien sea como el aceite sobre el agua, pueden hacer que los hombres se arrastren a sus pies y tener al que quieran. Son las "Femmes fatales" de hoy en día, mujeres malvadas pero cuyo poderoso atractivo deja indefenso a cualquier hombre, hasta llevarle a la perdición. Son muy peligrosas pero estoy seguro de que nadie desdeñaría, con ese puntillo masoquista que a veces tenemos los hombres, a sabiendas de estar en el filo de la navaja y a punto de tirar la vida por el retrete, unos minutos en la compañía de sus brazos...

"...un pastel de frambuesa que te miraba y cortaba el hipo y la mayonesa con ese tipo: su vacunita en el brazo, dieciocho añitos y esos malditos ojazos de gata en celo y aquella mata de pelo como una hoguera y unas pestañas con telarañas de terciopelo y esas caderas que estaban hechas para pecar por las escaleras, para enseñarle el pajar, para esperar en la era, para mancharle el vestido, para cantarle al oído: reloj no marques las horas, para quitarse el sombrero. Caballero, qué señora. Caballero, qué señora. Caballero: ¡qué señora...!"

Reunión de la vieja guardia

Bat-George y Pep-Robin acuden a la llamada de la Digitex-señalEn cuanto vimos la Digitex-señal en el cielo, Pep Toni y yo sabíamos que teníamos que acudir. Se organizaba después de dos años una quedada con los antiguos miembros del equipo de diseño de Digitex y ahí debíamos de estar nosotros. Una reunión de superhéroes en toda regla. En principio iban a estar casi todos como la otra vez: Dani De Marco, Angel Díez, Jose Mª López (aka Mingui), David Aceituno, Paquito Blanchart, los hermanos Karamazov (Sergio y Álvaro), las supernenas (Gabriela, Raquel y Mónica), Fran, Sonia, Jose Antonio Jimenez y el que escribe estas líneas.
Total 14 personas que junto con algunos más (Quillo, Mariano, Ricardo, Carmen, la otra Carmen, Antonio Gorruchon, Charlie, Alex, el Greca, El Leiva y alguno más que me dejo en el tintero) compartieron durante un tiempo oficina, ambiente de trabajo inmejorable, muchas ganas de aprender y comerse el mundo de algo que empezaba a asomar por aquellos tiempos y que pocos conocían: diseñar en Internet.
Al final de todos los que iban a venir solo aparecimos seis y por este orden: Jose Jiménez (el Pep Toni, ilustre compañero de fatigas que decidió seguirme en mis andanzas, y que las picardías no dejaron crecer), la piraña servidora de ustedes, Dani De Marco (incombustible como siempre, siempre de negro y siempre con sus 50 kilitos de peso dispuesto a que se lo lleve el viento), David (siempre a la última y cuidándose mogollón, pelín quemao por el tema piso), Mingui (borracho como una cuba desde las 2:30 de la tarde y eran las 21:30) y Angel Díez (independiente hasta la médula con agencia propia y todo). Y allí pasamos el rato entre anécdotas, cervezas, risas, tapas, copas e historias de cada uno, pretendimos por un momento que aquello fuera como el concilio de Elrond, reuniendo de nuevo a la que tambien un dia fue compañia del anillo, aunque quizá por asistencia se quedo más en la reunión de la taberna de Bree. Éramos un gran grupo, formado por gente que creía en nosotros, en nuestro potencial y nuestras habilidades, cada uno sabíamos hacer una cosa en especial y muchas en particular, nos divertíamos con el trabajo, nos retroalimentábamos los unos de los otros y el buen ambiente incidía en los resultados. Fueron, como en la película, mis días de vino y rosas...
(Pongo unas fotillos de la quedada cedidas por el genial Dani de Marco para deleite de aquellos que estuvimos y de los que se lo perdieron)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ángeles y demonios

Hay un demonio que siempre me dice pruébalo y un angelito que me dice quieto y reza...Todos, y digo todos, gracias a la educación más o menos buena que hemos recibido, tenemos como en los dibujos animados un angelito y un demonio que constantemente nos están diciendo lo que debemos hacer, cada uno barre para su casa. Unas veces hacemos caso a uno y otras al otro y hay veces en las que ni el angelito es tan bueno ni el demonio tan malo. En mi caso el angelito siempre esta a la izquierda, en mi parte racional por que es donde llevo el reloj y controlo el tiempo, el demonio siempre esta en mi parte derecha, que es con la que escribo y dibujo...
Ahí van algunas de las cosas, que como los Krispies, me susurran al oído (diablillo y angelito):
D: Cómprate un perro
A: No podrías cuidarlo, nunca estas en casa
D: Grita a tu jefe, deja el trabajo, enrólate en un barco
A: Tienes una hipoteca y una novia
D: Dile algo a esa morena sin alma
A: Eres un hombre comprometido
D: Aníllate, tatúate
A: A Ella no le gustaría
D: Tómate otra copa, total si te has bebido 11 y no te han hecho daño, una más no se notaría
A: ...
------------------------------------------
A: Compórtate como un caballero
D: Pierde la razón...
A: No te duermas en ese sofá... Estás de visita en casa de unos amigos
D: ZZZZZ....
A: Sé formal
D: Haz un chiste y el idiota
A: Compórtate de forma madura, seria y responsable
D: Haz muecas, voces, juega, ríete de todo...
A: Forma una familia
D: Cásate en las Vegas vestido de Elvis
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres